Gestión Ágil de Equipos

El sistema se gestiona, las personas se lideran.


 

 

En un proceso de transformación, si nos centramos sólo en cambiar procesos y tecnologías, pero no cuidamos el aspecto humano, la transformación va a ser un fracaso.
Las empresas deben apoyar a las personas que las componen en la gestión del cambio, en manejar el miedo y la rigidez mental, la resistencia al cambio y otros obstáculos internos.

“El objetivo es ayudar a las personas a ser más competentes en sus funciones, a trabajar mejor los unos con los otros y a tomar decisiones más rápidas y más cerca de los clientes.”

Pia – Maria Thoren

 En este contexto, la implantación de Agile a toda la organización es un cambio de mentalidad. Los departamentos de Gestión de Personas deben tener esa doble función de ver cómo RR.HH. debería trabajar internamente (usando Agile) y qué debería proporcionar al resto de la organización.